jueves, 23 de mayo de 2013

Comunicación bidireccional.



Hace no mucho tiempo una campaña publicitaria se realizaba en base a los medios tradicionales; el más famoso por ser de alcance masivo era la televisión, y aún lo es. Sin embargo, desde que el internet permitió a un gran número de personas conectarse globalmente a una red, se crearon otras plataformas de comunicación directa donde la información corría libremente. Algo mucho más atractivo para las personas, pues la comunicación pasó a ser totalmente bidireccional, el internet se convirtió en la herramienta más recurrida y con mayores potencialidades para el acceso, difusión y generación de información. Por lo tanto, los tiempos han cambiado, la publicidad tradicional ha perdido valor frente a las recomendaciones boca a boca de las comunidades abiertas en las plataformas sociales. El lenguaje publicitario se ha vuelto incomprensible para los mercados, por lo que es deber de las compañías adaptarse a las tendencias, modificar sus estrategias para seguir comunicándose con la gente, pero esta vez, de forma más humana y accesible.


En esta nueva era social, donde todos queremos compartir con el resto del mundo nuestros pensamientos e intereses, las empresas han encontrado un nicho en el que se ven beneficiadas. La estrategia es conectarse con las personas, conseguir que la presencia de la marca sea atractiva para la gente, de forma que sean ellos los que vengan hacia ti, los que te recomienden, los que te ayuden a cumplir tu objetivo de venta. 

Todo esto se hace posible gracias a la figura emergente del Community Manager, que debe conocer la marca a la perfección, pues es él quien la representa en la web. Este oficio se ha visto criticado en muchas ocasiones, pero quien lo ejerce sabe que no es una tarea sencilla. En primer lugar debe poseer un vocabulario amplio, buena ortografía y redacción; ofrecer contenido de valor que responda a los intereses de las personas, ofrecer las bondades de la marca sin caer en social spamming (mensajes propagados de forma viral con el fin de obtener mayor visibilidad a través de las redes sociales) pues tiende a molestar y a alejar; generar una conexión ya sea deseando un “buen día” o “feliz cumpleaños” de manera que la comunicación se sienta cálida, dando a entender que cada uno de ellos es importante para la empresa.

En segundo lugar, el Community Manager debe mostrarse siempre disponible a los clientes pues maneja un canal abierto de comunicación eficaz y directa, monitorear las opiniones tanto buenas como malas, y por último, responder a las críticas de forma amable, el respeto hacia los miembros de la comunidad es esencial, pues se crea una reputación online. Si se cumplen todas estas funciones, los miembros estarán contentos, se sentirán satisfechos con la atención recibida, y no se irán con una empresa que ofrezca mejor calidad de servicio.

Al lograr esto, lo que está sucediendo es que la gente quiere conectar con la marca, quieren estar pendiente de ella y hasta hacer negocios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario